La Era De Los Jugadores Nomadas

Photo credit depor.com
Photo credit depor.com

Luego de que se oficializara que Gonzalo Higuain dejaría el Napoli para partir a la Juventus, varias voces con mucha experiencia y conocimiento hablaron del tema. Una de ellas fue la de Francesco Totti, ídolo máximo de la Roma. Debutó en el club de sus amores en 1993 y hasta el día de hoy sigue su carrera futbolística en la misma Roma, que lo vio nacer y crecer como jugador profesional.

– Jugó 758 partidos y marcó 304 goles
– Ganó una Serie A, dos copas nacionales y dos supercopas italianas.

Totti es un delantero de mucha jerarquía y en muchas oportunidades se lo tentó para abandonar su club. Sin embargo, fiel al equipo que le dio todo, nunca aceptó. Con 39 años sigue dándonos de que hablar, sea por sus goles o por su experiencia.

“Hoy en día los jugadores de fútbol son un poco como nómadas. Siguen al dinero y no al corazón. Tal vez esa sea la diferencia entre ellos y yo.”

“No hay muchos jugadores que sigan a su corazón. Si yo hubiera pensado en el dinero, habría dejado la Roma hace diez años. Para mí, lo importante es la pasión, no el dinero. Siempre amé estos colores y siempre quise vestir esta camiseta.”

“No todos los extranjeros son como Maradona. Sueño con un campeonato en que solo pudiera haber dos por equipo. Ahora, en el mío no se habla el suficiente italiano, hasta los masajistas utilizan el inglés”.
“Los aficionados van al estadio a divertirse y para ver a jugadores que se mantienen leales a un equipo, esperando no ser traicionados. El hecho de que Higuaín haya cambiado el Nápoles por la Juventus es un desastre”

Esta demás decir que el de Higuain no es el único caso, ya que, a lo largo de los años muchos jugadores han abandonado sus equipos con tal de generar un mejor salario. Los jugadores de hoy en día ya no buscan ese amor incondicional por la camiseta que llevan puesta, buscan su propia condecoración con tal de crecer en el ámbito futbolero y convertirse en grandes estrellas. No digo que sea erróneo guiarse por la plata, dado que, gracias a ella uno puede mantener una familia y darse uno que otro lujo. Pero uno ya no entiende por qué la desesperación de algunos jugadores en conseguir millones.

Never change, Francesco Totti. ❤️? #francescototti #totti #roma #legend #seriea #higuain #pjanic

A photo posted by Bleacher Report UK (@bleacherreportuk) on

No me cabe ninguna duda que a Higuain en el Napoli le debían pagar un sueldo bastante digno. A veces estas “traiciones” por así decirlo me parecen un acto de repulsión, no obstante a veces logro entenderlas. Quien sabe cuál fue la razón por la que Gonzalo quiso cambiarse de club, quien sabe la razón de por qué Mario Gotze decidió marcharse al Bayern Munchen. Son temas delicados a la hora de resolverlos y explicarlos. Los futbolistas de hoy se ven metidos en problemas familiares, en problemas de comodidad o el problema que sea. No debe ser fácil llevar una vida como la de estas estrellas mundiales.

En fin, estos nuevos jugadores de los cuales Totti habla, también buscan la gloria. No son robots que lo único que hacen es cobrar y entrenar. Estos jóvenes sudan, lloran, festejan y sufren cada momento, cada partido que les ha tocado jugar. Sienten la misma pasión que aquellas míticas leyendas. Son jugadores de mucha categoría que lamentablemente no pueden vivir solo por un club. Hoy en día los traspasos y las cesiones son mucho más frecuentes que años atrás. El fútbol se ha convertido en unos de los negocios más grandes del mundo. Ya no todo está en la mano de los jugadores. Son un simple peón en un juego de ajedrez.