Maracanazo

Brasil llegó a los Juegos Olímpicos de Río 2016 con un solo objetivo: ganar la medalla dorada.

Neymar quiso participar en los Juegos Olímpicos para ayudar a la selección de Brasil a ganar el único título que le falta en sus vitrinas. Y por ahora no le van saliendo mal las cosas. Con su gol contra Colombia le dio el pase a Brasil a las semifinales del torneo y en las semifinales ya dejó su huella.

Neymar Jr. consiguió el record del gol más rápido en la historia del futbol de Juegos Olímpicos, al marcar el primer tanto de Brasil contra Honduras a los 14 segundos de la Semifinal en el Estadio Maracaná.

El record lo rompió primero la canadiense Janine Beckie en Río 2016, al mandar la pelota al fondo de las redes a los 19 segundos de juego contra Australia.

Hasta entonces el mexicano Oribe Peralta tenía la mejor marca, que impuso en la final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 a los 30 segundos.

Tres veces en su historia, Brasil pudo ganar la medalla de oro: 1984, 1988 y 2012. Sin embargo, se quedó con las ganas.

Esta vez, eso puede quedar en el olvido. Al menos así lo demostró esta tarde, tras golear por 6-0 a Honduras en el estadio Maracaná y convertirse nuevamente en finalista olímpico.
Neymar, a los 14 segundos y 90 minutos (penal), Gabriel Jesús (26 y 35), Marquinhos (51) y Luan (79) marcaron los goles de la seleçao.

La verdeamarela luchará el sábado en el mismo escenario por la medalla de oro contra el vencedor del duelo Nigeria-Alemania.

Brasil quedó a 90 minutos de su primer oro olímpico, fue ovacionado en el Maracaná donde demostró de que el ‘jogo bonito’ es el camino de regreso al éxito internacional.