La Que Faltaba

En una apasionante definición por penales, Brasil le ganó a Alemania en la final de fútbol en Rió 2016. La verdeamarela logró así su primer oro olímpico en fútbol, título que faltaba en sus vitrinas.

No pudo haberlo conseguido de una mejor manera, en su casa, en el Maracaná, con su gente y con su gran figura Neymar.

A ti, toda honra e toda glória ???

A photo posted by Nj ?? ? neymarjr (@neymarjr) on

Los brasileros vencieron 5-4 por penales a Alemania (1-1 en 120 minutos). Una especie de revancha perfecta después de la humillación que sufrieron en el mundial 2014.

Neymar le dio la ventaja a Brasil de tiro libre a los 27 minutos del tiempo reglamentario y Maximilian Meyer descontó a los 59 minutos.

Renato Augusto, Marquinhos, Rafinha, Luan y Neymar convirtieron sus penales para Brasil, mientras que Matthias Ginter, Serge Gnabry, Julian Brandt y Niklas Suele anotaron para los alemanes. El arquero Weverton le atajó el penal a Nils Petersen.

La verdeamarela ganó 5 mundiales, tiene todos los títulos habidos y por haber en todas las categorías, pero el maleficio de no poder ganar el oro en los Juegos Olímpicos los perseguía cada cuatro años. En la última edición, en Londres, por ejemplo, llegaba con todo a favor y se lo robó México.

Brasil también se había llevado las medallas de plata en Los Ángeles 1984 y Seúl 1988.

Después de que explote el Maracaná, Neymar cumplió su promesa. Si Brasil conseguía la medalla dorada en fútbol se iba a hacer un tatuaje de los anillos olímpicos. Y el jugador del Barcelona cumplió.

Un día después del logro, el crack brasilero se tatuó los anillos olímpicos en su muñeca izquierda y se tiñó el pelo de color dorado como Messi.

El país del ‘Jogo Bonito’ no solo logró la medalla que le faltaba sino que consiguió rescatar algo que hacía tiempo que había perdido: el orgullo.