Café Para Despertarse

La selección Argentina por fin se despertó. Liderada por un Messi sobresaliente, el conjunto de Bauza consiguió una victoria clave camino a Rusia 2018, frente a la selección cafetera.

No solo pudo cambiar la imagen tras la dura derrota frente a Brasil, sino que se llevó tres puntos vitales frente a un competidor directo. De local, frente a su gente, la selección pudo desplegar un buen fútbol, y demostrar por qué es la número uno del ranking de la FIFA y el país con mayor potencial de nombres.

Argentina consiguió una rápida ventaja tras un tiro libre espectacular del mejor del mundo. Minutos más tarde, tras un centro milimétrico de Messi, Argentina estiró la ventaja a través de Pratto, el reemplazante del cuestionado Higuain. Acierto del técnico. Ya en la segunda etapa, un quite de Messi al defensor colombiano, lo dejó mano a mano con el arquero, pero prefirió cederle el gol a Di María, que solo tuvo que empujarla. Messi volvió a brillar en el momento más duro de la selección y frente al técnico que lo hizo debutar en la mayor. El mismo que lo dejó en el banco en el mundial 2006, frente Alemania en cuartos, cuando el partido ameritaba un rato de su juego, a pesar de su corta edad. Motivo por el cual Pekerman es muy cuestionado por los colombianos.
Estos tres puntos, pusieron otra vez a la selección dentro de los cinco con posibilidades de ir a Rusia. No solo eso, sino que le dio aire a un plantel que venía siendo muy criticado tras perder tres finales consecutivas y andar con el paso torcido en las eliminatorias. También, al técnico, que desde que asumió no había logrado grandes resultados, y menos todavía, una idea de juego, y tras cinco partidos al frente ya se dudaba de su continuidad.
Ahora volvió la ilusión, y cómo no! si tenemos al mejor del mundo, que cuando está iluminado es imparable. A pesar de venir muy golpeada, esta selección demostró que puede salir de los malos momentos, y que nunca hay que darla por muerta, porque sigue teniendo a los mejores jugadores del mundo, que cuando juegan en equipo y bien, no hay rival que los pueda detener.


Los argentinos que criticaron a la selección, que criticaron a Messi porque no jugaba como en el Barcelona, a Higuaín que no mete goles como en Italia, y al resto de los jugadores porque en sus equipos juegan mejor que en la selección, deben aprender que son los mejores del mundo, y que en cualquier momento se pueden levantar, y que lo importante es apoyar, porque son los jugadores, los que quieren igual o más que el resto de los argentinos que el equipo funcione, y poder finalmente levantar la copa en Rusia. Tirando para el mismo lado, los argentinos vamos a finalmente conseguir la copa que se nos viene escapando hace rato.