Agarrate, Bueno Aires: Viene El Superclásico

Nadie desconoce que muchos partidos de fútbol generan violencia alrededor del mundo: Rangers y Celtic, Real Madrid y Barcelona, Fenerbache y Galatasary son algunos de los más enfurecidos, pero este fin de semana la capital de Argentina se prepara para el más intenso de todos.

El nivel de la primera división ha bajado mucho, de eso no hay duda, pero El Superclásico es un evento tan especial que le quita importancia a lo que está pasando en la liga; por esos noventa minutos, queda solo el deseo de que los aficionados ganen contra los rivales de toda la vida.

Por desgracia, esta pasión presenta un peligro que no existe en ningún otro partido del mundo. Recientemente, el partido fue suspendido por la agresión de los hinchas de Boca a los jugadores de River.

Los jugadores también han carecido de caballerosidad y fair play en muchas ocasiones. Este año, por ejemplo, jugaron un partido en que cinco de ellos fueron expulsados, además de diez tarjetas amarillas. Como el vídeo abajo muestra, a menudo el partido resulta en anarquía.

Lo más triste de todo fue la desgracia que ocurrió el dia 23 de junio 1968, cuando murieron 71 seguidores de Boca. Todavía no está claro que pasó exactamente, pero es una marca negra que contribuye a la rivalidad. El promedio de edad de las víctimas fue de 19 años.

El incidente en el partido de Sarmiento contra Sansinena la semana pasada ha generado un clima de mayor ansiedad. El arbitro del encuentro, Claudio Elichiri, fue atacado por los hinchas de la parcialidad local. El presidente de la liga dijo que es un “milagro” que esté vivo.

Quedan dos días para el partido más anticipado de la temporada argentina. Ya veremos como será recordado.