De Otro Planeta

El N°10 del Barcelona jugó su último partido oficial del año y demostró porqué es el mejor. 

Espanyol sufrió con las gambetas del rosarino y el mundo del fútbol quedó, una vez más, rendido a los pies de Lionel Messi.

Leo tomó la pelota, después de una gran acción de Andrés Iniesta, gambeteo a 4 y burló a 6 rivales. Luego, remató al arco exigiendo al arquero, que dejó un rebote corto. Luis Suárez aprovechó esa situación y marcó el segundo del equipo.

 

Cerca del final del partido llegó su gran gol. A los 89′, recibió un pase de larga distancia y empezó a correr con el campo rival casi despoblado. Cuando estaba por entrar al área, tocó para Suárez sin dejar de correr. El uruguayo le dio un perfecto pase por arriba de los defensores y él definió por abajo ante la salida del arquero.

Barcelona goleo por 4-1 en el derbi de la ciudad frente a Espanyol y aunque Messi ya nos tiene acostumbrados a tanta magia, el mundo entero le reprochó a France Football el Balón de Oro que le dio a Cristiano Ronaldo.

https://twitter.com/IniestismoFCB/status/810445496741466112

Leo suma 23 goles en 20 partidos con el Barcelona esta temporada y en el año que está a punto de terminar logró 51 tantos en 51 partidos.  Su velocidad de ejecución, su coordinación y talento lo hacen único en la historia. Es lo mejor que vimos y lo mejor que vamos a ver.

Pero Messi no juega solo. Tiene a su lado a dos mediocampistas increíbles que hacen mas grandes sus habilidades, Xavi Hernández y Andrés Iniesta.

Mientras tanto, Leo cierra el año con 59 goles y quedó por encima de CR7, que llegó a 54, incluidos los tres que le hizo al Kashima Antlers en la final del Mundial de Clubes. Fueron 44 con el Madrid (33 por Liga, 7 por Champions y 4 en la cita de Japón) y 10 con el seleccionado portugués (3 en Eurocopa y 7 en Eliminatorias).

Messi convierte lo diferente en costumbre.