Diablo Rojo

En el encuentro disputado entre el Manchester United y el Stoke City, Wayne Rooney anotó un espectacular tiro libre para convertirse en el máximo goleador histórico del conjunto rojo.

Faltando dos minutos para el cierre del juego, Wayne logró el empate en 1. Con su gol, el número 250 con la camiseta del club, superó a Bobby Charlton como máximo anotador histórico del Manchester, que ostentaba el récord desde 1973.

Rooney juega su decimotercera temporada en el Manchester United, allí no es más considerado titular de manera indiscutida. En el encuentro ante el Stoke City ingresó en el minuto 67, y unos minutos más tarde consiguió uno de los momentos más especiales de su carrera. Había conseguido igualar a Charlton, el pasado 7 de enero, en un encuentro por la tercera ronda de la copa inglesa, justamente ante el Charlton, equipo de la tercera división.

Wayne llegó al Manchester proveniente del Everton a cambio de 20 millones de libras en el año 2004, con tan sólo 18 años. Además, el ídolo inglés es el máximo artillero del equipo en competencias europeas y el goleador histórico de la selección inglesa (53 goles). Consiguió cinco Premier League, dos Copas de la Liga, una FA Cup, una Liga de Campeones y un Mundial de Clubes.

El Manchester United, no atraviesa un gran momento deportivamente, ya que se encuentra sexto, a más de 10 puntos del líder, Chelsea. Luego de la temporada pasada, la que podría calificarse de mala para los Diablos Rojos, se esperaba que este año, el conjunto vuelva a pelear por el título, ya que incluso, se reforzó con nombres de jerarquía como son Pogba e Ibrahimovic, entre otros. Es difícil entender cómo equipos tan poderosos, con los mejores jugadores del mundo, no pueda derrotar con facilidad a equipos mucho más humildes. Pero esto es fútbol, y en el fútbol no gana el que mejores jugadores tiene, sino el que menos errores cometa y mejor juega en equipo.